Image Credit: Wikipedia CC 2.0 (Ludovic Bertron)

Querido pastor,

El año pasado la Corte Suprema de los Estados Unidos adoptó la decisión de legalizar en los 50 estados el matrimonio entre personas del mismo sexo, llamándolo un derecho humano. A partir del 26 de junio, todo gobierno estatal deberá extender el derecho a casarse a cualquier persona, sin importar su orientación sexual. Esta adopción de valores anti-bíblicos no debería sorprendernos, pues debemos recordar que “el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo” (2 Corintios 4:4).

En los próximos años seguramente se esperará que usted, como pastor de su congregación, exponga su punto de vista, de aliento y provea respuestas a su rebaño. Estos serán días críticos para los pastores, y nos recuerdan lo importante que es la capacitación pastoral.

Les escribo este breve mensaje como un pastor hermano. Mi deseo al escribirles no es añadir mi voz a los medios de comunicación, los cuales ya están sumamente saturados de opiniones al respecto. Más bien, me gustaría ayudarlos a pastorear su congregación durante estos tiempos difíciles y confusos. Sé que los artículos escritos en el blog Predicadores y la predicación han sido de gran ayuda para pastores alrededor del mundo. Por esto, quisiera añadir un artículo que le permita entender el problema a luz de la Escritura.

  1. Ninguna corte humana tiene la autoridad para redefinir el matrimonio, y por lo tanto el veredicto del día viernes no cambia en absoluto la realidad del matrimonio ordenado por Dios. La decisión de la Corte Suprema no derrotó a Dios. Todo matrimonio será juzgado el día final de acuerdo a los estándares bíblicos. Nada puede prevalecer en contra de Dios (Proverbios 21:30) y nada puede impedir el avance de su reino (Daniel 4:35).
  2. La Palabra de Dios ha pronunciado juicio para toda nación que intente llamar a lo malo bueno, a la oscuridad luz y a lo amargo dulce (Isaías 5:20). Como nación, los Estados Unidos continúa caminando en el camino del mal, aumentando cada día su propio juicio. Tristemente, esta decisión de parte de la Corte Suprema de los Estados Unidos abre el camino para que otras Cortes en el mundo también busquen la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Tales países al igual que EEUU recibirán su justo juicio de parte de Dios. Pastores, parte de su responsabilidad es proclamar lo que la Palabra de Dios dice en cualquier tema, sin importar la opinión de las personas o de la sociedad en general. Como fiel ministro de la Palabra, usted debe permanecer firme en lo que la Biblia dice.
  3. Esta decisión demuestra que somos la minoría y personas distintas (1 Pedro 2:9-11; Tito 2:14). Como lo mencioné en el libro Por qué el gobierno no puede salvarle, los estándares que sostienen la cultura occidental y la sociedad americana promueven el ateísmo práctico y el relativismo moral. Este cambio sencillamente ha acelerado nuestro declive como país. Recuerde, una nación nunca irá más allá de la moralidad de sus ciudadanos y la mayoría de los americanos no tienen una cosmovisión bíblica.
  4. La Biblia no promete libertad religiosa. En los Estados Unidos la iglesia cristiana ha disfrutado de una libertad sin precedentes. Sin embargo, esto está cambiando y la nueva normalización seguramente incluirá persecución, algo nuevo para nosotros. Por lo tanto, creo que hoy más que nunca en la historia de América, necesitamos hombres preparados que puedan dirigir a la iglesia y capacitar a las personas para utilizar la espada del Espíritu (Efesios 6:17).
  5. El matrimonio no es la batalla más importante, y nuestros enemigos no son aquellos que buscan destruir esta institución creada por Dios (2 Corintios 10:4). La batalla principal es el Evangelio. Cuídese de no remplazar la paciencia, el amor y la oración por la amargura, el odio y la política. Al guiar a su congregación durante este tiempo lleno de preguntas, recuérdeles del poder de Dios para perdonar pecados por medio de la cruz de Cristo.
  6. Romanos 1 identifica claramente la evidencia de la ira de Dios sobre una nación: inmoralidad sexual, seguida por inmoralidad homosexual que finalmente culmina en una mente reprobada. La decisión de la Corte Suprema nos recuerda que la ira de Dios está llegando a esta nación, pues hoy en día vemos mentes reprobadas en todo nivel de liderazgo, desde la Corte Suprema, hasta la Presidencia, desde el gabinete y los legisladores hasta la prensa y la cultura. Si nuestro diagnóstico es idéntico al que encontramos en Romanos 1, entonces nuestra respuesta como creyentes debería ser la misma que encontramos en Romanos 1:16: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”. Nuestra responsabilidad como pastores en estos días difíciles es alentar a las iglesias y familias. Debemos concentrarnos en la verdadera misión que Dios le dio a la iglesia y no dejarnos distraer por el pragmatismo insensato. Los homosexuales, como cualquier otro tipo de pecadores, necesitan saber acerca del juicio eterno y el perdón, la misericordia y la nueva vida que pueden tener en Jesucristo por gracia por medio de la fe.

Al final de cuentas, será su confianza en la soberanía de Dios, el señorío de Jesucristo y la autoridad de la Escritura lo que realmente influirá a su congregación. Por lo tanto, exhórteles a que pongan sus ojos en Cristo y en la promesa de que cuando él regrese, toda rodilla se doblará y todo mal se acabará.

Estamos orando por usted, que el señor le mantenga firme en la proclamación de la verdad para la gloria de Dios.

 

macarthur_signature

 

 

 

John MacArthur

****

John MacArthur es el presidente de The Master’s Seminary y pastor de la iglesia Grace Community Church. Sus predicaciones en el programa de radio Gracia A Vosotros son escuchados alrededor del mundo. Él y su esposa Patricia tienen cuatro hijos y quince nietos.

Publicado originalmente en inglés aquí.

  • Walter Montero

    Estamos totalmente de acuerdo.

  • No es de sorprendernos ya que la Palabra de Dios nos lo ha indicado que este mundo es gobernado bajo tinieblas, y mientras seamos la Luz y la Sal de la tierra seremos mas que vencedores de aquel quien nos ha llamado.
    Muy buen mensaje y gracias por su comentarios.
    Dios los bendiga.

  • David Velazquez

    Muchas gracias por estas instrucciones… Dios siga dándole sabiduría todo el tiempo.

  • Marcela Blandón

    ¡Excelentes palabras… precisas y claras! :)

  • webdude20

    Ninguna pareja del mismo sexo desea que la iglesia los case, esto es un derecho civil, ante la ley y nuestra constitución. Este articulo implica que ahora los religiosos serán obligados a casar, es una mentira. La Iglesia Episcopal de Puerto Rico estará casando, pero esa es su decisión como institución religiosa.

    • Areli Mestanza

      Hola, entonces pasaría lo mismo si un restaurante vende comida aunque esté infectada o comida vencida?, total ellos están cumpliendo con lo que ellos han elegido hacer? … La iglesia tanto católica como protestante es guiada por una divinidad, es decir sus temas son de ámbito moral y espiritual con repercusión en las acciónes, entonces al casarlos de la misma manera estarían participando de la calidad moral y espiritual de estas parejas ante la sociedad y sobre todo ante Dios? No lo creo. Espero este comentario haya aclarado un poco este tema. Saludos.